El viaje de Weil


cuadro-iii

Gerry había fallecido la noche anterior.

Entre llamadas telefónicas, sueños y rezos logré hablar con él.

Se veía
algo más
joven.

Inmerso entre orgullo y tristeza le comenté que aún nos faltaban cosas por hacer, que no debía irse

– en el momento me di cuenta de que no suelo pensar en la muerte como factor determinante en las relaciones -.

Con su mirada inocente y sabia me hizo entender que seguiríamos trabajando juntos…

que sólo había que esperar a que me despertara.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+

El viaje de Weil es parte de La Uña, El Martillo y Los Pensamientos Imposibles (TBA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s