X-Patria II


Oro, petróleo, capital humano, trabajo y cultura, todo se desvanece, se filtra entre las manos de los dadivosos, salpicando sus restos a quienes yacen expatriados. Un país se elevó y partió volando a cada rincón del mundo. Lo que nos roban no es Venezuela, nos roban tiempo, tiempo para comenzar a reconstruirla. A veces alzo la cabeza y miro más allá del Ávila, esperando que la idea, la esperanza de país, vuelva en cualquier momento. La sola idea se desvanece ante una lucha entre hombres, pues la lucha entre hombres es desigual por naturaleza y no tiene fin. El tiempo es aguante pero no es sumisión. El oro, el petróleo, el trabajo, la cultura y el capital humano se desvanecen día tras día con martillo y cincel. Poco a poco las ideas descienden hasta yacer sobre la montaña, los ríos las bajan e inundan nuestras quebradas. Somos nosotros quienes debemos inundar las calles y atar las manos de quienes se autoproclaman dadivosos. Sin oro, petróleo, sin cultura y sin trabajo, el Ávila continuará allí expectante y verá surgir una patria que nunca existió. Sólo nos está dando tiempo. Pero incluso el tiempo se agota.

“Dios da esperanza al débil para que se arriesgue a ser fuerte.”

X-Patria-II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s