El Árbol Púrpura


“La historia que se movió en la sombra acaba en la sombra”
Jorge Luis Borges, El Duelo

Me
detengo
ante un árbol.
Lo veo avanzar.

Nuestra sociedad
se atrasa y duerme.
El árbol es vida.

Pienso que el país está en ruinas,
que todo nos ha sido robado
nos han arrebatado oportunidades,
esperanza, sueños y seguridad.

Hace unos años nuestro futuro se fue perfilando oscuro,
una gran humareda gris se mostraba ante nuestros ojos.
Hoy, nos arde no poder ver mas que el segundo que habitamos.

Y allí sigue él, frondoso, calmado, de pie, respirando y observando.
Avanzando.

Nos aterra acostumbrarnos a esta penumbra.
Que ella nos mastique y jamás nos escupa de vuelta a la luz.
Nos aterra saberla infinita, impenetrable e indestructible.
Nos aterra morderla y al instante siguiente nos deje de alimentar en su oscuridad.

Caminamos, humillados, a tientas.

Mientras, él mantiene su dignidad y su verdor, pues no sabe de cosas de hombres,
o sabe y aprendió a ignorarlas.

Vuelvo a mí, mis pupilas llevan años dilatadas, asomándose entre unos ojos casi cerrados.
Sostengo a mi esposa, a mis hijos y al hombre que creo ser.
Me veo convencido que han pasado años y aún queda todo por hacerse.
Me veo convencido que han pasado años y he sido obstinado en no escuchar.

Abro bien los ojos, lo veo una vez más y lo entiendo,
el árbol es vida y la vida es libertad.

El-arbol-purpura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s