acantilado

La Calma – En vivo

En vivo el 06 de Octubre del 2011
Centro cultural BOD-Corp Banca
Caracas, Venezuela

Piano + Efectos: Xavier Losada

Producción: Proyecta Comunicación

Ing. de grabación: Marcel Fernández
Video: Raúl Colmenares
Ingeniero de Audio: Eder Soto
Director Técnico: Tyrone Vera
Iluminación: Tirso Machado
Escenografía: Soluciones Arquimad

——–

Tema Original

“Hay una hora de la tarde en que la llanura está por decir algo;
nunca lo dice o tal vez lo dice infinitamente y no lo entendemos,
o lo entendemos pero es intraducible
como una música…”
Jorge Luis Borges, Ficciones

I.- Ir quitando, poco a poco, la estructura a la música para así lograr los paisajes anhelados. Composiciones que demuestren y hagan sentir el proceso de creación donde no veamos únicamente el acabado final. El resultado final sería el silencio. II.- Me encontraste, me abandonaste. No quiero verte hoy. No quiero verte más, al menos no olvidado. Soy el que necesita, soy el que quiere, soy el que extraña, soy el que cede, soy el que cela y el que cree, el encontrado, el abandonado. Soy el que se excita, el que te espera, el que olvida, el que reprime, critica y se entristece. Soy el que miente, el que juzga, el que teme. Soy uno, soy nada, el que pretende y alcanza, el que perdona, duda, se ofende y se extraña. Soy el que compone y drena, cierra los ojos y persevera, el que se perturba, se masturba y te sueña. Soy el que evade, no evade, te enfrenta y recapacita, te arropa y mira. Soy el que ama, el que drena, el que se engaña y odia, rechaza y reza. Soy lo malo, soy la tristeza, soy yo, el que piensa y camina. Quiero verte hoy, quiero verte siempre. III.- Persecu_ A veces queremos dejar huellas de nada. IV.- Me he perdido tantas veces… cada vez me cuesta más encontrarme. Entre la noche y cada pisada mía no defino los sonidos. Quizás no pretendo encontrarme. Espero a la mañana para buscar tus respiros. De noche los veo, ya no los espero en mi oido. Mañana vuelvo a casa. Cada vez me cuesta más encontrarme.

Inferno

Just Plain Folks nominee

Inferno.mp3 

¿Cuándo debo descansar? ¿Cuándo debo trabajar? ¿Debo trabajar lo justo para apreciar tanto el trabajo como el descanso? Defina descanso.

“Aquí, a la derecha, la cervecería de los artistas y de los escritores, escenario de tantas orgías intelectuales y amorosas”.¹

Compongo. Toco piano. Leo. Pienso. Escribo. Trabajo. Descanso. Amo. Sueño. Duermo. ¿Y el resto? ¿Cuánto duermo?

“Desconcertado, soy incapaz de proferir una sola palabra. Si causo daño deliberadamente ¿Cuánto no causaré sin querer?”.¹

Avanzo por el mundo, entre desconcierto y prepotencia, entre -cada vez menos- sociedad. Soy desconcierto y prepotencia. Avanzo. ¿Por qué el mundo?

“Por la noche, los pobres desdichados que sufren insomnio y pesadillas andan errantes por prados y bosques, para procurarse el cansancio que les devuelva el sueño.”.¹

Poco a poco la música me enreda y me olvida. Debo colocar algunas notas. Nunca termina.

——— Dominus regit me, et nihil mihi deerit.² ———

Inferno.mp3
es parte de acantilado

¹ August Strindberg. Inferno
² Libro de Salmos. Salmo 22

La calma

“Hay una hora de la tarde en que la llanura está por decir algo;
nunca lo dice o tal vez lo dice infinitamente y no lo entendemos,
o lo entendemos pero es intraducible
como una música…”
Jorge Luis Borges, Ficciones

La calma.mp3

 La calma.mp3
es parte de acantilado

I.- Ir quitando, poco a poco, la estructura a la música para así lograr los paisajes anhelados. Composiciones que demuestren y hagan sentir el proceso de creación donde no veamos únicamente el acabado final. El resultado final sería el silencio. II.- Me encontraste, me abandonaste. No quiero verte hoy. No quiero verte más, al menos no olvidado. Soy el que necesita, soy el que quiere, soy el que extraña, soy el que cede, soy el que cela y el que cree, el encontrado, el abandonado. Soy el que se excita, el que te espera, el que olvida, el que reprime, critica y se entristece. Soy el que miente, el que juzga, el que teme. Soy uno, soy nada, el que pretende y alcanza, el que perdona, duda, se ofende y se extraña. Soy el que compone y drena, cierra los ojos y persevera, el que se perturba, se masturba y te sueña. Soy el que evade, no evade, te enfrenta y recapacita, te arropa y mira. Soy el que ama, el que drena, el que se engaña y odia, rechaza y reza. Soy lo malo, soy la tristeza, soy yo, el que piensa y camina. Quiero verte hoy, quiero verte siempre. III.- Persecu_ A veces queremos dejar huellas de nada. IV.- Me he perdido tantas veces… cada vez me cuesta más encontrarme. Entre la noche y cada pisada mía no defino los sonidos. Quizás no pretendo encontrarme. Espero a la mañana para buscar tus respiros. De noche los veo, ya no los espero en mi oido. Mañana vuelvo a casa. Cada vez me cuesta más encontrarme.

Sin destino – acantilado

“…simplemente que trataran de comprender… que no podía tragarme la píldora amarga de que yo hubiese sido sólo, simple y puramente un inocente.”
Imre Kertész,
Sin Destino.

Sin Destino.mp3

El Libro

Imre Kertész – Sin destino
Premio Nobel de Literatura 2002

El Tema

Sin destino 2

Luego de un minuto, entre destino e ilusión, asomo el obstinatto del tema, una melodía que me recuerda sentado en tarima junto al piano a punto de añorar algo. Inmediatamente después, el piano y la percusión comienzan a relatar la realidad. Una realidad que a veces pareciera golpear. No la entiendes, la vives.

Luego se asoman texturas de angustia. Mientras componía estuvo presente la imagen de suelas adheridas a la piel. Pie y madera hechos uno. La incertidumbre de alguna manera siempre nos acompaña.

Cuando en el tema empiezo a divagar, a mirar atrás y a pensar en destino, llamo inmerso al día a día, a la libertad y al sin destino. Junto a ellos va la alteridad, un camino que sentimos, no predecimos.

El principio: tan heroico y enigmático como el final.

Sin Destino.mp3

La Muerte de Empédocles – acantilado

…intenta descifrar ciertos misterios que no vislumbró en su momento.

La muerte de Empédocles.mp3

Los Libros

Luego de grabar el disco Escritorio y pronto a comenzar la producción musical de Suburbia de embas, comienzo a trabajar sobre 4 libros publicados por la editorial biblioteca del acantilado:

La calma – Attila Bartis

Sin destino – Imre Kertész

La Muerte de Empédocles – Frederich Hölderlin

Inferno – August Strindberg

El resultado de este ejercicio fue un EP de 8 temas (cada tema se presenta masterizado y remasterizado) donde plasmo mi interpretación de cada relato. El título: acantilado

La muerte de Empédocles

Empédocles está rodeado de discípulos, es amado y rechazado. Lo podemos escuchar adelantado a su época, atento a la reflexión y siempre intentando generarla. Lo seguimos subiendo el Etna, entre naturaleza e ideas, hasta su discurso final y partida.

Él muere solo y se inmortaliza solo.

La frase

“¡Olvido!…¡Oh, como una vela venturosa

me desprendo de la costa, y la ola de la vida

por sí sola me deja!”

Friedrich Hölderlin.

Empedocles.jpgComo parte del ejercicio de composición, en cada tema de acantilado existe una frase que obstinadamente acompaña al resto. Aquí la frase representa la asimilación del pueblo, tras su adaptación, de las ideas de Empédocles.

acantilado - La muerte de Empédocles

En el tema nuestro protagonista nunca es comprendido.

La muerte de Empédocles.mp3