La Danza del Olvido

La danza del solo

La música va y viene.
Soy hombre. Soy música.

– La Danza del Olvido: La danza del solo.mp3 –

Una y otra vez olvido componer. Una y otra vez lo recuerdo.

La repetición se comienza a asemejar a un ritmo. Casi a un baile entre mi persona y la música.

De alguna manera cada baile es un llamado a la creación, a un nuevo mundo, a una nueva pieza.

Quisiera dejar un baile que se reinvente día y noche sin mi presencia, un baile casi solitario que recuerde al mundo y a su creador – no un rezo, un homenaje.

Veríamos al creador solo ante ruinas.

Lo veremos dudando, sin saber exactamente qué hacer. Fue testigo del caos. Aun no encuentra orden en su divinidad.

.

La-danza-del-solo

.

En realidad nunca supo componer.

– La Danza del Olvido: La danza del solo.mp3 –

La Danza del Olvido

Esta es la danza de iniciación
de un concierto para tres pianos,
instrumentos de viento y percusión.

 —-
1ra. Parte: Un nuevo ciclo 

– La Danza del Olvido: El nuevo ciclo.mp3 –

la-danza-del-olvido

El nuevo ciclo está por comenzar.

Se agolpa el pueblo a esperar el final de una era. Pronto desaparecerán. Pronto, los habitantes de pueblos anteriores elegirán a un “testigo” y lo harán dios y creador de un nuevo pueblo. El resto, peregrinará eternamente.

La caravana se aproxima.

El ahora antiguo creador tuvo su momento. Es anciano, no teme, sólo se entristece. Se había olvidado de este nuevo destino. Intenta explicar nuevamente todo a sus hijos. El pueblo apenas lo escucha, está ansioso por el olvido.

La caravana se aproxima.

Comienzan los recuerdos. Se recogen las casas, se limpian y se cierran. Algunos tienen la falsa creencia de que volverán alguna vez. El pueblo, ahora unido, escucha su destino acercándose.

Volando sobre la gente, infinita, se adentra.

Con el pasar del tiempo algunos dejaron de creer en la venida e ida. Los ideales y creencias de muchos mutaron, se diversificaron. Con el pasar del tiempo los objetivos se pierden. Nos volvemos otros. La venida es cíclica.

Entre tambores, bailes y vida arrasa con el pueblo, crece y sigue.

Entre edificios que se desvanecen, han dejado al elegido. El nuevo testigo debe crear leyes, estaciones, riquezas y gente. Debe crear un nuevo pueblo donde cada individuo, muy en el fondo, crecerá esperando a ser elegido o a ser “condenado” a deshabitar pueblos y dejar testigos por el resto de la eternidad.

El nuevo ciclo está por comenzar.

La Danza del Olvido: El nuevo ciclo.mp3