YouTube

I, Fly

Mi mente se pierde
Se entiende materia y luego se deshace
Desde lo múltiple duda y vuela para verse
desordenada y anclada al caos
Sin embargo, ella es la única que puede y vence

Anuncios

La Calma – En vivo

En vivo el 06 de Octubre del 2011
Centro cultural BOD-Corp Banca
Caracas, Venezuela

Piano + Efectos: Xavier Losada

Producción: Proyecta Comunicación

Ing. de grabación: Marcel Fernández
Video: Raúl Colmenares
Ingeniero de Audio: Eder Soto
Director Técnico: Tyrone Vera
Iluminación: Tirso Machado
Escenografía: Soluciones Arquimad

——–

Tema Original

“Hay una hora de la tarde en que la llanura está por decir algo;
nunca lo dice o tal vez lo dice infinitamente y no lo entendemos,
o lo entendemos pero es intraducible
como una música…”
Jorge Luis Borges, Ficciones

I.- Ir quitando, poco a poco, la estructura a la música para así lograr los paisajes anhelados. Composiciones que demuestren y hagan sentir el proceso de creación donde no veamos únicamente el acabado final. El resultado final sería el silencio. II.- Me encontraste, me abandonaste. No quiero verte hoy. No quiero verte más, al menos no olvidado. Soy el que necesita, soy el que quiere, soy el que extraña, soy el que cede, soy el que cela y el que cree, el encontrado, el abandonado. Soy el que se excita, el que te espera, el que olvida, el que reprime, critica y se entristece. Soy el que miente, el que juzga, el que teme. Soy uno, soy nada, el que pretende y alcanza, el que perdona, duda, se ofende y se extraña. Soy el que compone y drena, cierra los ojos y persevera, el que se perturba, se masturba y te sueña. Soy el que evade, no evade, te enfrenta y recapacita, te arropa y mira. Soy el que ama, el que drena, el que se engaña y odia, rechaza y reza. Soy lo malo, soy la tristeza, soy yo, el que piensa y camina. Quiero verte hoy, quiero verte siempre. III.- Persecu_ A veces queremos dejar huellas de nada. IV.- Me he perdido tantas veces… cada vez me cuesta más encontrarme. Entre la noche y cada pisada mía no defino los sonidos. Quizás no pretendo encontrarme. Espero a la mañana para buscar tus respiros. De noche los veo, ya no los espero en mi oido. Mañana vuelvo a casa. Cada vez me cuesta más encontrarme.